Cómo ser productivo sin caer en el agotamiento - Lideditorialcolombia

Cómo ser productivo sin caer en el agotamiento

¿Es posible ser productivo y alcanzar las metas sin sacrificar la vida en el intento?  

Vivimos en una sociedad que se la pasa corriendo, intentando alcanzar la meta, obtener el siguiente reconocimiento y ser mejor que todos los demás. Siempre estamos trabajando, incluido el tiempo en que se supone que descansamos, nuestra mente no para de estar en modo trabajo, apresurándonos para avanzar. Y, como resultado, estamos ansiosos y agotados. Estamos exhaustos, frustrados. Creemos que acelerando lograremos mantenernos al día con las demandas de nuestros trabajos y nuestras vidas. Y, lo peor de todo, ni siquiera estamos seguros de por qué lo estamos haciendo o cual es la meta final que queremos alcanzar. 

Así como un auto no puede estar acelerado a fondo todo el tiempo, nuestro cerebro tampoco tiene la capacidad de hacerlo, esa hiper vigilancia en la que muchos de los que ya pasamos por el agotamiento vivimos se convierte en un desgaste físico, mental y emocional. Se nos ha olvidado el arte de la relajación y el disfrute. Nos convertimos en esclavos de nuestra vida laboral haciendo que aquello que antes nos apasionaba ahora nos abrume, cada día veo en mis sesiones de neurocoaching como los mejores, los más brillantes y talentosos están arruinando sus vidas debido a la fatiga, ira y desilusión que cada vez cobra más fuerza por la falta de estrategias de bienestar sostenible. 

El agotamiento no se produce únicamente por estar bajo mucho estrés laboral, es el resultado de la sumatoria de presiones personales, laborales y sociales con bajas habilidades de afrontamiento durante un período prolongado, allí el agotamiento es casi inevitable. La epidemia de burnout es una señal de alarma de lo que nos está pasando como sociedad, hemos perdido el equilibrio. Nos hemos centrado tanto en la productividad y el éxito financiero que hemos olvidado cómo vivir en armonía y plenitud. 

Pero como todo en la vida, existe una forma de restaurar el equilibrio y salir de la epidemia de agotamiento que está afectando al mundo con un poco de esfuerzo y un mucho de consciencia, en esta lucha no estamos solos, somos millones de personas que en alguna medida hemos tenido o tendremos que afrontar esta situación y cuando aprendemos a reconocer los factores estresantes en la vida de cada uno es mucho más fácil crear un plan para gestionarlos, ya que no todos se podrán eliminar. 

  1. ¿Qué te genera tensión? Escribe una lista de los aspectos en cada área de tu vida que te estresan por ejemplo tus finanzas, la desaprobación de tu jefe, sentir que no eres tan hábil como otros. 
  2. ¿Qué alteraciones físicas necesitas corregir?: sueño, alimentación, hidratación, ejercicio (escribirlo es hacerlo visible, tangible y trascendente)  
  3. Tienes bucles de comportamiento que están perpetuando tu agotamiento: comer en tu escritorio, no planear la jornada, hacer multitarea. 
  4. Que acciones vas a tomar para comenzar a reducir la tensión en tu vida: salir a caminar después del trabajo, tomar una ducha antes de acostarte, meditar, define micropasos que sean sostenibles de incorporar en tu rutina. No te juzgues, ni te enojes si no te sientes distinto en el corto plazo, agotarte fue un proceso y recuperarte también, en la medida que incorpores nuevos patrones de comportamiento en tu vida vas a ir sintiendo el cambio, pero la única forma de progresar realmente es aplicando mejoras significativas en tu rutina de manera sostenida en el tiempo. 
  5. Transforma tu mentalidad: tal vez la definición de éxito que tienes en tu mente no es la adecuada para la vida real y le faltan unos ajustes. Revisa qué es lo más valioso en tu vida, lo que te inspira y te motiva a ser un mejor ser humano. 

Si bien es esencial tomarte un tiempo para descansar y relajarte, el agotamiento a puede ser más profundo que eso, si al aplicar estos ajustes por dos semanas no encuentras mejoría te recomiendo buscar ayuda especializada y aceptar que en ocasiones no tenemos que poder con todo y eso está bien. 

Espero que tengas una excelente semana y que si no te puedes sentir feliz al menos logres estar tranquilo. Recuerda comentar y compartir para que podamos llegar a más personas.

Autor: Blanca Mery Sánchez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir

Más artículos

Apenas estoy comenzando…

Apenas estoy comenzando… Fueron las palabras de la actriz y cantante de 52 años y con 30 años de exitosa carrera profesional, al ser reconocida

Envíanos un mensaje