¿Por qué ser escritor? - LID Editorial Colombia

¿Por qué ser escritor?

La facilidad con la que se puede compartir cualquier tipo de ideas e información en la actual era tecnológica, es evidente. Sin embargo, es tanta la cantidad de contenido circulando, que nos vemos en la necesidad de realizar un gran filtro para desechar toda aquella información que no vale la pena consumir, pues, gran parte de esta no proviene ni de una fuente profesional ni confiable y mucho menos está soportada por la experticia o por bases científicas.  

Ante este panorama, es manifiesto que carecemos de buena información y de autores serios en el mercado editorial; hacen falta profesionales comprometidos con su labor, expertos que han atravesado por grandes retos y que se han desenvuelto excelentemente en su campo. Porque si de la mera divulgación de información hablamos, podemos encontrar miles de fuentes, pero ¿cuántas de estas con propósito y sentido?, ¿cuántas de estas con valor?, ¿cuántas de estas verdaderamente confiables?  

Ser escritor no es tarea fácil, cualquiera de éstos, independiente de su área, lo afirmará. Se trata de una actividad que consume, que nos saca de la comodidad y que es, en todo caso, un completo desafío.  

Sin embargo, si hablamos de transmitir conocimientos específicos, encontramos que es un reto aún mucho mayor, es un objetivo que requiere de un trabajo previo que, además de exigir muchas lecturas previas, requiere de capacitaciones, conversaciones y una adquisición de saberes que provengan de diferentes fuentes. Por lo tanto, se trata a la vez de un proceso que necesita de gran pericia, de saber detectar y discernir la información precisa para, finalmente, entregar y sostener un producto de calidad.  

No obstante, independientemente del gran esfuerzo que se viene cuando se decide escribir, es uno que vale totalmente la pena. Contar nuestras experiencias al mundo, transmitir los aprendizajes, conocimientos, cuestionamientos y hallazgos, es una labor que solo cada experto podrá hacer.  

Escribir un libro, como diestro en el tema, es buscar e interesarse por el crecimiento del mundo. No hay nada más útil que esto: la transmisión del saber, la publicación y divulgación de un libro, además de trascender barreras por el conocimiento que contiene, le abre las puertas a la discusión, a la confrontación y al pensamiento crítico.   

Publicar un libro es una contribución a sí mismos, es una ganancia de prestigio, de mejora de las relaciones profesionales, de abrir nuevas posibilidades, de conectar con el público objetivo y por qué no, también de expandirse a otros. Sin embargo, también se trata de una contribución a los demás y no sólo para los lectores novicios, sino también para el público perito, que, siguiendo el ejemplo, se animen a elaborar su propia producción y contribuir en este espiral de conocimiento. 

Así que finalmente, escribir y publicar un libro especializado, es hacerle un bien al aprendizaje, a la educación continua, al mejoramiento de áreas específicas; pero, sobre todo, es un gran logro para la formación y posicionamiento de quien escribe. Así que, no pierda de su radar la idea de que puede ser escritor, es muy probable que tenga mucho por decir y enseñarle al mundo. 

Autor: Lid Editorial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir

Más artículos

Felipe Neri, párroco de Roma

Le quería con tierna locura; era su más estrecho colaborador, aquél a quien pensaba proponer como su sucesor. Por eso le desgarraba doblemente hacerle pasar

Teresa, la madre de los pobres

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo.” En el tren se respiraba un ambiente cargado, casi asfixiante. O tal vez era la mezcla

Envíanos un mensaje